Diego Luna: «Todos los que nos sentimos invisibles podemos hacer algo»

Si hay algo que se repite en cualquier serie o película de Star Wars, más incluso que los Skywalker, son las revueltas. Los rebeldes siempre están en guerra contra el tiránico imperio y este, de Palpatine a Snoke, perpetrando nuevas maldades contra los insurrectos. Nunca, sin embargo, se había profundizado en este pulso entre quienes ostentan el poder y quienes obedecen, en las preguntas y no solo en el fin, en las respuestas. La serie ‘Andor’, precuela de la película ‘Rogue One’ que estrena el miércoles su final de temporada en Disney+, aborda el contexto en el que se gesta esa rebelión. «¿Qué tiene que pasar para que nazca una revolución? Trata de explicar el momento social, de lo que significa la opresión, la falta de libertades, la injusticia.

Ver Online Película completa en español y sub latino

¿Cómo se articula comunitariamente una reacción?», resume Diego Luna, protagonista de la ficción, que retoma el personaje que terminó de forma catártica hace seis años.

En la serie, que estructura sus ‘aventurillas’ por cuatro bloques de tres episodios, se arroja luz sobre los orígenes del camaleónico Andor, ladrón, preso... y finalmente convencido de la causa. «Probablemente me hubiera aburrido mucho si me hubieran dicho que íbamos a hacer la historia lineal de Cassian Andor, desde que nace hasta ‘Rogue One’...», reconoce el actor mexicano, uno de los grandes regresos a los que la franquicia galáctica, después del de Ewan McGregor en la fallida ‘Obi-Wan Kenobi’, se ha abonado como inyección de nostalgia.

Con ‘Andor’, Star Wars por fin entra en la edad adulta. Los disparos con el blister ya no fallan sino que queman y matan, y toda insurgencia tiene sus consecuencias, para los que la planean y también los que la padecen. Los errores por fin se pagan, y la tortura no se limita a un calambrazo de algún renglón torcido de la Fuerza. La dinámica, antes superficial, ahora madura con crudeza, y los cabos dejan de estar sueltos. La serie, creada por Tony Gilroy, se aproxima por primera vez a cuestiones como las dificultades para financiar una revolución, a la ansiedad de ser descubierto, a las represalias de los instigadores, a los sacrificios que una causa, por noble que sea, tiene para todos, incluso para los más inocentes. Se desmarca así la ficción de la sencillez de la premisa de ‘The Mandalorian’ y también del pastiche de las últimas películas de la nueva trilogía cinematográfica.

Visite aquí para ver la transmisión completa en línea de la película

«Star Wars necesitaba un producto así», asegura Diego Luna. «El público de Star Wars va desde mi papá hasta mi hijo. No puedes aspirar a complacerlo de una. Hay espacio para cosas más maduras, más complejas, más oscuras. Tiene que haber esa diversidad, porque el consumo a través de las plataformas es muy distinto al cine que crecimos viendo, por tanto tiene que haber una oferta diversa y yo agradezco que se estén tomando estos riesgos, esa honestidad y valentía llevadas hasta las últimas consecuencias», cuenta.

No hay Han Solo ni Leia Organa; tampoco Darth Vader, ni siquiera Yoda. Los protagonistas de ‘Andor’ son los que nunca acaparan el plano; no son los héroes sino los marginados de un sistema que les oprime y provoca su rebelión. Los que se quedan en el camino, los pilotos que se estrellan para que el Luke Skywalker de turno pueda destruir la Estrella de la Muerte.

«Una de las grandes cualidades o herramientas de este personaje es el anonimato, pasa desapercibido, lo que le da una libertad de acción que lo vuelve peligroso para el sistema. Eso como reflexión me parece muy interesante, porque entonces todos los que nos sentimos invisibles podemos hacer algo. Te recuerda el poder de la gente común, que puede hacer algo extraordinario; ese valor, esa valentía, esa convicción es lo que hace esta serie», admite Luna, convencido de que el desafío interpretativo está en salirse del molde, del arquetipo, y encarnar a «los personajes que viven en las tonalidades de grises». «No me creo ese mundo de los buenos y los malos. Es interesante ver personajes que tienen contradicciones, que viven en el contraste constante. Cassian Andor vive esa ambivalencia desde el inicio, desde ‘Rogue One’. La serie trata de personajes que están tratando de ser la mejor versión de ellos mismos, pero con las problemáticas que tú y yo tenemos a diario, esas que nos hacen cuestionarnos si lo estamos haciendo bien o mal. Si tuviéramos la certeza de que lo estamos haciendo bien siempre, qué aburrida sería la vida», concede Diego Luna en una entrevista con ABC.

Disney+ confía en ‘Andor’, que ya está rodando su segunda temporada. La serie no ha funcionado como esperaban, pero lejos de cancelarla o relegarla, como sucede con otros productos, ha preferido duplicar los esfuerzos. La protagonizada por Diego Luna, en la que destacan actores como Stellan Skarsgård, será la primera serie de Disney+ en llegar a otras plataformas, televisión incluida. Así, podrá verse en ABC, FX, Freeform y Hulu.

Mira la película completa en calidad HD